El sobrecalentamiento de los discos de freno: síntomas, causas y solución al problema

Entre los problemas más frecuentes en los disco de freno está el sobrecalentamiento de los mismos. Cuando hay sobrecalentamiento la temperatura del disco se eleva a valores críticos, así la pastilla de freno empieza a resbalarse respecto al disco, y la eficiencia del sistema de freno mengua al mínimo.

Cómo detectar el sobrecalentamiento de los discos de freno


El sobrecalentamiento del disco de freno se detecta al inspeccionar las piezas. El acero es el material base más habitual en la creación de discos de freno. Al calentarse, el material torna su color. Un disco de acero a temperatura crítica, se torna naranja brillante y más tarde al enfriarse se torna de color púrpura.


Si al inspeccionar se ve un cambio de color en los discos de freno, hay que contactar sin dilación con una estación de servicio para un examen en profundidad. Tras detectar el problema, los discos de freno y las pastillas se cambiarán de forma obligatoria. Este procedimiento lo puede ejecutar usted mismo. Nuestras guías detalladas de vídeo le ayudará a hacerlo.


Las causas del sobrecalentamiento del disco de freno


La principal razón por la cual el disco de freno se calienta en exceso es la fricción. Si bien la base del funcionamiento de los frenos se basa en la fricción, con un estilo de conducción agresivo la fricción aumenta sobremanera. Esto lleva a que se incremente la temperatura de los discos de freno, llegando a los 600-700 ° C. Además, el sobrecalentamiento puede aparecer por:

  • La falta de mecanismos de freno;

  • La instalación incorrecta de los frenos;

  • El uso de discos de freno y pastillas cuya vida útil ha sido superada;

  • La pérdida de forma del disco de freno;

  • La baja calidad de los discos de freno y pastillas;

  • El atasco de los pasadores de guía en las mordazas de freno.

No se puede olvidar que cuando los frenos de tambor se instalan en el eje trasero, la mayor parte de la carga en el frenado se ejerce sobre los frenos de disco delanteros. De igual manera, esto contribuye al sobrecalentamiento del disco de freno.


Cómo evitar el sobrecalentamiento de los discos de freno


Para que no aparezca desgaste prematuro en los discos de freno y cericiorarse de un frenado más eficiente, AutoDoc recomienda lo siguiente:

  • Cambiar los discos de freno y pastillas cuando corresponda;

  • Instalar componentes de alta calidad;

  • Confiar las reparaciones a mecánicos de talleres si no es experimentado;

  • Sustituir los discos a paras según el eje al que están fijados para que haya equilibrio en la carga;

  • Durante el frenado en un descenso prolongado ejecute frenado motor;

  • Controle el espesor de disco.

Hay que acordarse de que la vida útil de los discos de los frenos delanteros es de 30 000-40 000 km y el de los traseros es de 40 000-50 000 km. Estos killometrajes se ven modificados por la forma de conducir. La conducción agresiva, con acelerones y frenazos de forma continuada mengua la vida útil de los discos de freno.


Cómo elegir los discos de freno

Hay recordar que una avería en el frenado del vehículo hace peligrar su seguridad y la seguridad de otras personas. Por ende, usted debe elegir de forma responsable cuando adquiera las piezas del sistema de frenos de las que esté necesitado.


Al elegir discos de freno guíese por las recomendaciones y prescripciones técnicas dadas por la escudería de su turismo. No hay que olvidar que que siempre hay que adquirir los discos de freno hechos en concreto para su coche. Estas piezas deben ser de un material con las cualidades que constan a continuación:

  • Alta resistencia y capacidad de transferencia de calor;

  • Capacidad de baja adherencia;

  • Coeficiente de fricción elevada.

FUENTE: https://www.autodoc.es/

#FRENOS #Autos #Prevención #PRECAUCION #CUIDADOVEHICULAR

Nuevo Artículo
Artículos recientes
Archivo
Buscar por Tags
No hay tags aún.