Los ángulos muertos

Los ángulos muertos son uno de los grandes enemigos de los conductores. Cuando conducimos un vehículo, sea coche, moto, furgoneta, camión… nuestra visión no llega a todas las direcciones. Debemos saber que siempre existirá un ángulo muerto que no controlamos, con el consiguiente riesgo de accidente. El ángulo muerto de un vehículo es la zona que no podemos ver desde los espejos retrovisores.

Cuando conducimos hay que tener en cuenta que, aunque contamos con la ayuda de los espejos retrovisores, es imposible no encontrar algunos ángulos muertos. Es por ello que debemos prestar la máxima atención para así reducir al máximo la posibilidad de accidente. Hay que destacar que, a través de la vista nos llega el 90% de la información que recibimos al volante.

A continuación, te proponemos algunos consejos:

  • Antes de poner en marcha el vehículo, procura ajustar bien los espejos retrovisores y el asiento.

  • Tener bien posicionados los retrovisores laterales reducirá los ángulos muertos, procura ver solamente el final de tu vehículo.

  • Señaliza cualquier maniobra con los intermitentes, y siempre con la antelación suficiente.

  • Ante los cambios de carril, la circulación en rotondas y los adelantamientos, pon especial atención. En estas circunstancias se producen un alto número de colisiones por ángulos muertos.

  • Sin variar la dirección del vehículo y de forma rápida, debemos realizar algunos gestos como adelantar el cuerpo y girar ligeramente la cabeza, mientras miramos por el retrovisor. Esto nos ayudará a realizar la maniobra de manera más segura.

  • Debemos saber dónde se sitúan estos ángulos muertos en cada vehículo, lo que nos ayudará a evitar colisiones en caso de desplazamientos laterales, más aún si circulas con un vehículo de pequeñas dimensiones (moto, bicicleta…). Evita siempre situarte en dichos puntos ciegos.

¿Sabías que muchos fabricantes ya ofrecen en sus vehículos sistemas de asistencia a la conducción? El detector de ángulo muerto, BLIS (Blind Spot Information System), identifica la presencia de vehículos en los laterales de nuestro coche, concretamente en los puntos muertos, además alerta al conductor con una señal acústica o luminosa en el espejo retrovisor o a través de una vibración en volante o manillar de una moto o bicicleta. Además, también existen los asistentes de marcha atrás, así como los sistemas que ayudan a aparcar con seguridad.


FUENTE: tgas.es

#ángulomuerto #Vehículos #innovación #tecnología #PROTECCIÓN

Nuevo Artículo
Artículos recientes
Archivo
Buscar por Tags