Seguros: ¿Cómo elegir el seguro adecuado para el coche?

La compra de un coche implica una serie de gastos fijos, necesarios para su correcto funcionamiento y para mantener la seguridad en carretera. La experiencia nos ha demostrado que con un vehículo se puede ocasionar daño material y físico. Por este motivo, la adquisición de una póliza es obligatoria para poder obtener el permiso de circulación. A riesgo de recibir una sanción si no se suscribe una.

Es en este momento cuando comienza el proceso de búsqueda entre todas las agencias de seguros, para dar con el que más se adecúe a las necesidades de cada conductor. El número actual de aseguradoras es muy elevado, y esta búsqueda puede resultar un verdadero quebradero de cabeza. Antes de elegir uno u otro, es conveniente tener en cuenta una serie de consideraciones sobre las diversas coberturas y tipos de seguros.


Coberturas existentes

El seguro del vehículo especifica qué tenemos cubierto en caso de accidente, robo o cualquier otro supuesto negociado con la aseguradora. Todas las pólizas establecen de forma clara el tipo de cobertura que se suscribe y cuáles son sus condiciones. Se pueden dividir en tres tipos:

  • Cobertura en favor de personas. En caso de accidente, esta cobertura ofrece garantías a las personas que se hayan visto afectadas. La responsabilidad civil, la asistencia en viaje y la posibilidad de asesoría jurídica.

  • Cobertura en favor de automóviles. Se encarga de los daños producidos tanto en el vehículo propio como en el de terceras personas.

  • Coberturas complementarias. Son añadidos opcionales a las anteriores. Pueden incluir la sustitución del vehículo en caso de accidente, defensa jurídica, recurso de multas o incluso asistencia en una estación de servicios.

Una vez conoce qué coberturas existen, el usuario debe definir, tras leer las condiciones, cuáles se amoldan a sus necesidades y a las de su coche.


Tipología de seguros

Las aseguradoras tratan de integrar las coberturas anteriores en paquetes. El usuario debe saber que puede elegir las coberturas para su póliza con independencia de este hecho. Aún así, es posible resumir los tipos de seguros en dos categorías:

  • Seguro a terceros. En caso de que la responsabilidad de un accidente sea nuestra, este seguro cubre los daños ocasionados a otros. También incluye asistencia jurídica. Es el seguro más básico y común, aunque de forma creciente las compañías ofrecen la inclusión de algunas garantías más, como la asistencia en carretera o gasolinera.

  • Seguro a todo riesgo. Con este, además cubrimos los daños que pueda recibir nuestro propio coche. Es más caro que el anterior, pero es el que se recomienda si el vehículo es nuevo. Es indispensable tener en cuenta que no todas las aseguradoras incluyen las mismas garantías bajo el lema todo riesgo. Dentro de este tipo, también podemos optar por la modalidad con franquicia. Esta cláusula obliga al asegurado a pagar una cantidad inicial en cada reparación.

Es vital rastrear y comparar la oferta del mercado. En el caso de que dos aseguradoras ofrezcan similar cobertura a similar precio, un consejo es revisar la cantidad a pagar establecida por la compañía tras el primer año. Si se quiere dar con el mejor seguro al mejor precio, es vital no escatimar ni tiempo ni gasolina en su búsqueda hasta dar con el paquete de coberturas que se adapten mejor al perfil de cada usuario.


FUENTE: tgas.es

#Autos #seguros

Nuevo Artículo
Artículos recientes
Archivo
Buscar por Tags
No hay tags aún.

Todos los derechos reservados ProtecSeguros 2016

Desarrollada por MAD HAT agencia creativa.

Dirección: Rumipamba E2-209 y República

Edificio Borja Paez 6to. piso. Quito, Ecuador.

 

Mail: info@protecseguros.com

 Tel: 1800-30-60-90 / 02-246-2911